La era digital afecta las medidas financieras